Este blog es de opinión, no informativo. Las opiniones suelen ser positivas, pero no siempre.

Si quieres, échale un vistazo a las etiquetas a ver si encuentras algo que te interese y contrastamos puntos de vista.

23 mayo 2011

Megadeth



En cierta etapa de mi vida me desvinculé casi totalmente del heavy metal por ciertas razones. Siempre se tiende a creer que las cosas son para siempre, pero nada es para siempre. Desde hace un tiempo he ido recuperando los conocimientos metaleros donde los dejé, ya sea buscando por mí mismo o con la inestimable ayuda de Falcatruan de Katarsia.net.

Megadeth. Con Megadeth me quedé en el primer disco. Me gustó mucho, pero supuse erróneamente que habían evolucionado al thrash metal bestia, que era lo que tocaba entonces,  y perdí el interés, a pesar de que ganaron muchísimo prestigio entre los metaleros. El prestigio no se gana porque sí, ahora que he escuchado toda su discografía me ha dado cuenta del calibre de esta banda. Después de su primer disco publicaron otros tres que mostraban una evolución parecida a la de Metallica: cada vez mejores en todos los sentidos. Poco a poco su música iba siendo más técnica, más compleja y elaborada, con mejor instrumentación, sonido y voz, sin renunciar nunca a la potencia y la velocidad, pero sin basarse en ellas como reclamo; con el resultado de su obra cumbre “Rust in peace”, que junto con “And justice for all” de Metallica me atrevería a decir que sentaron las bases del actual metal progresivo.

A partir de ahí, siendo ya un grupo consagrado, se dedicaron a experimentar, que es lo que hacen las bandas con inquietudes musicales siempre nuevas y diversas. La experimentación puede traer resultados difíciles de encajar en el mercado, pero supongo que eso a Megadeth no les importó demasiado, ellos se han dedicado a hacer la música que les ha dado la gana y punto, pasando incluso por discos como “Risk”, lleno de melodías y ritmos pop, más cercanos a Aerosmith que a Metallica; sacando discos con más o menos caña, con un sonido más o menos potente pero siempre elaborado y diferente.

Me quedo con los cuatro primeros. No me puedo explayar demasiado porque los he escuchado todavía pocas veces y no me quiero pasar de listillo, pero lo que sí sé con toda seguridad es que son cuatro joyas del heavy metal que hay que escuchar con mucho mimo y muchas veces para apreciar realmente lo que hay en ellas.

4 comentarios:

Falcatruan dijo...

Uno de los pilares del Metal, los amigos de Megadeth.
El Rust lo compré por correo, ya sin escucharlo antes. Cuando lo desempaqueté y lo puse en el plato fue una revelación existencial, más que un disco de música. No sé bien cómo, pero este disco cambió algo en mí. Aún ahora lo pillo saliendo de mi subconsciente por alguna esquina inesperada. En mi opinión, la obra maestra del género. Parafraseando al notas aquel de Cela, con lo de Shakespeare y Cervantes, diré que: “Metallica fue el mejor grupo, pero es que a Megadeth el Rust le salió redondo, coño” (xDD).

Mr. Sabbath dijo...

Yo tambien me desvincule algo del heavy, pero nunca del todo, algo me queda, y algunos muy bestias!!jeje.
Bueno, Megadeth me encantan, (menos el Risk, no pude con el) Y bueno, al principio un pelin parecian a la sombra de Metallica, un pelin solo, pero cuando se desvincularon de eso, han sabido madurar y sacar buenos discos. No tan buenos como los primeros, pero si de un alto nivel para los tiempos que corren en el heavy.

Saludos!!!!

J.C.Alonso dijo...

Y con unas olivillas, Don Camilo. Amigo Falc, cuando te tocan la fibra musical pareces un poeta, se nota que vives la música intensamente. Con Megadeth me falta todavía tumbarme en el sofá con los cascos y dejarme ir, tengo que buscar el momento.
Un saludazo.

J.C.Alonso dijo...

Mr.Sabbath, el género musical con el que uno empieza a vibrar con la música siempre queda marcado a fuego en tu interior, puedes olvidarlo por un tiempo, por hastío o por diferencias con la evolución que lleve, pero lo que un día te gustó (en términos generales) siempre está ahí. Hasta la muerte.